efecto





viernes, 15 de enero de 2016

PROMESAS DE DIOS PARA HOY,15 ENERO 2016

Entrad por la puerta estrecha; porque ancha es la puerta, y espacioso el camino que lleva a la perdición, y muchos son los que entran por ella; porque estrecha es la puerta, y angosto el camino que lleva a la vida, y pocos son los que la hallan. 

Mateo 7:13-14

El camino de la fe A veces se oye decir que cuando uno se vuelve cristiano, todos los problemas se resuelven: no hay más dificultades en las relaciones interpersonales, ni conflictos internos, sino que la vida es abundante y feliz. 
 Es cierto que al creer en el Hijo de Dios descubrimos una paz nueva y experimentamos un profundo gozo. Pero el camino del creyente no es una carretera ancha libre de pruebas. Jesús mismo enseñó que éste es un camino estrecho. 
 En el camino ancho del que habla el Evangelio vamos tras nuestros deseos, donde se piensa como todo el mundo, sin reflexionar. En el camino estrecho, al seguir a Jesús, podemos encontrar la incomprensión, el desprecio, la burla, el abandono, e incluso la persecución. 
En el plano personal, pasamos por luchas, tenemos que renunciar a ciertas cosas y podemos encontrarnos solos. Pero el Señor nos anima paso a paso. El camino de la fe es un camino de paciencia y fidelidad. ¡Qué gozo vivir nuestra vida cotidiana, en todos sus detalles, confiando sencillamente en Dios! Así es como progresamos, como adquirimos la inteligencia y la experiencia de la fe, tan necesaria para experimentar la paz del alma. ¡Es una fe vivida en medio de la esperanza y el amor! Es un camino de comunión tan largo como nuestra vida. Es el que Jesucristo nos mostró y en el cual desea acompañarnos hasta el final. También incluye etapas muy felices en las que Dios nos manifiesta su bondad “que permanece para siempre”.







No hay comentarios:

Publicar un comentario