efecto





miércoles, 7 de junio de 2017

El favor es para morir _Juan 12:23-33

El favor es para morir El favor no es el mayor logro en la vida, la llenura del propósito divino, sí Juan 12:23-33 Jesús dice que una semilla debe morir antes de que pueda producir una cosecha. Lo compara con su propia muerte, la cual es Su propósito al venir a la tierra. El favor de Dios en tu vida no es para ti, es para Él ¿Por qué quieres el favor de Dios en tu vida? ¿Es para Su misión o para la tuya?
Jesús estaba en la misión de Su Padre. Él lo mostró claramente con cada palabra y cada acción. El favor del Padre descansaba en Jesús no solo para que Jesús pudiera hacer cosas buenas y sanar enfermos sino para que pudiera cumplir el propósito de Su Padre. Y el propósito del Padre era que Jesús muriera. Jesús dijo: "A menos que el grano de trigo caiga en la tierra y muera, se queda sola, pero si muere, produce mucho fruto" La muerte de Jesús era necesaria
para que fluyera la vida. Él tenía que morir para obtener una cosecha de almas redimidas para el reino de Su Padre. Como Jesús, nosotros también somos llamados a morir. El favor de Dios es para morir. Él nos da Su favor para que podamos ofrecer nuestras vidas como sacrificios vivos. El favor no es el mayor logro en la vida. Cumplir el propósito de Dios sí. Y el propósito de Dios es que muramos... al pecado, a temores, a nuestros propios planes... para que podamos vivir en Cristo. Cuando vivimos en Cristo nos volvemos compañeros de Él en ayudar a reconciliar un mundo perdido con Dios Padre. Pablo dijo que debemos considerarnos muertos al pecado y vivos para Dios. Este es el único camino en que podemos cumplir nuestro propósito de vida en Dios. Y es la máxima razón por la cual Dios nos extiende Su favor. Cuando Ester se acercó al rey para interceder por su gente, ella estaba lista para morir. Por la ley ella podía haber sido ejecutada. Pero ella ya había muerto a su voluntad y a su ambición personal porque ella estaba por un propósito más grande... salvar a su pueblo del exterminio. Este también era el propósito de Dios. Y cuando Ester se alineó con el propósito de Dios, su propósito fue cumplido y la vida abundó. ¿Quieres caminar en el propósito de Dios? ¿Quieres que Su favor descanse en ti? Entonces prepárate para morir. El favor es para morir. Por Tommy Tenney ORACION Padre, quiero caminar en Tu propósito, deja que Tu favor descanse en mí para que pueda morir a mí mismo y vivir en Ti, deja que tu propósito se cumpla en mí, en Cristo Jesús, amén.

No hay comentarios:

Publicar un comentario